Una Vida Virtual ¿Perfecta?

EL siguiente artículo lo escribí como un ensayo, cuando recién ingresé al Instituto Tecnológico de Tepic, a la edad de 16 años.

– ¿Que es virtual? Resolví dar una explicación simplificada, sabiendo con certeza que Él poco iba a entender y me dejaría comer sin culpas.

– Virtual es algo que imaginamos, algo que no podemos tocar, acariciar, pegar… Ahí soñamos con un montón de cosas que nos gustaría hacer. Creamos nuestras fantasías, transformamos el mundo en casi como quisieramos que fuera.

– ¡Que bueno es eso!… ¡Me gusta!

– Niño, ¿Entendiste el significado de la palabra virtual?

– Sí, Señor, también yo vivo en ese mundo virtual.

-¡¿Tienes computadora?! – Exclamé yo –

– No, pero mi mundo también es vivido de esa manera… Virtual. Mi madre está todo el dia afuera, llega muy tarde, casi no la veo, mientras to cuido a mi hermano más pequeño que vive llorando, con hambre, y entonces le doy agua para que crea que es sopa. Mi hermana más grande sale todo el dia también, dice que vá a vender el cuerpo, pero no entiendo, por que ella vuelve siempre con el cuerpo. Mi padre está en la carcel hace mucho, pero yo imagino siempre a nuestra familia toda junta en casa, mucha comida, muchos juguetes, y yo estudiando en la escuela para ser médico algún día. Eso es virtual ¿No señor?

Cerré mi PC… Pero no a tiempo como para impedir que mi las lagrimas cayeran… Esperé a que el niño terminara literalmente de “devorar” su plato, pagué, y le dí el dinero excedente… Me retribuyó con una de las más bellas y sinceras sonrisas que haya recibido en mi vida y con un: “Gracias Señor, usted es muy simpático”.

Ahí… En ese instante, tuve la mayor prueba del virtualismo insensato en que vivimos todos los días, mientras la cruel realidad nos rodea de verdad y ahcemos de cuenta que no percibimos.

Autor Desconocido

Alguna vez y de alguna forma todos hemos deseado una vida en la cual tenemos cuanto queremos, una vida en la cual no hay lucha por sobrevivír y no nos esforzamos por adquirír.

Hoy en día muchos quisieramos vivír en una vida virtual, incluso la tecnología ha desarrollado vidas virtuales tales como: “Second Life”, ahí pueden disfrutar de una “Segunda Vida” y tener todo cuanto deséen sin esfuerzo alguno.

“La tecnología nos dá mas tiempo para vivír cosas por que nos ahorra tiempo, pero… no vivimos nuestra vida real, por eso no hacemos nis disfrutamos de todas als cosas que naturalmente podríamos disfrutar.”

Cuantos de nosotros además, no podemos formar una comunidad virtual en la cual convivír y amistar con amigos, conocidos e incluso con personas de cualquier parte del mundo.

Con la tecnología, cuantos no podemos adquirír software de manera gratuito, o conseguír un libros de más de $300.00 de manera “gratuita”.

El crudo paradigma al que nos enfrentamos, es a querér vivír en tiempo real en un mundo virtual, disfrutar de todos nuestros deseos sin preocupación alguna, o como el pequeño vagabundo; una vida total y bruscamente diferente de lo real.

La tecnología ha avanzado tanto, que incluso hoy podemos recorrer las calles de Nueva York sin gastár un solo centavo. Podemos visualizar la tierra en tercera dimensión, e incluso navegar hasta nuestra cosa, con vista satelitál.

El septimo continente…

Hay quienes incluso han llamado al Internet “El Séptimo Continente”, un mundo que pareciera; es una dimensión superior, donde bastan un par de clics para estár visitan sitios situados del otro lado del mundo, bastan unos segundos para obtener aquella canción o video que deseamos.

“Si tán solo todo fuera como el mundo virtual…”, no habría sueños porque los pensamientos serían la realidad. Una vida hermosa existiera, un mundo perfecto, este, donde tenemos todo lo que queremos.

Pero pensemos un momento…

¿Quien llegaría a sentír la emoción y el sentimiento de “Realizado” en un mundo como tal? ¿quien nos abrazaría por neustros logros, si en realidad no hemos puesto ningñun esfuerzo y dedicación?, ¿Donde quedaría los valores y principios que hemos aprendido acerca de luchar por lo que queremos? ¿Quien podría “ver el bien, por todo su duro trabajo”? ¿Quien podría decír: “¡Mira! Esto lo logré con esfuerzo, valor y dedicación?

Aquellos que al principio parecía un mundo perfecto ha quedado derrocado tras la pérdida de los valores y emociones fundamentales de la vida, como son: Anhelar, Desear, Luchar y… Lograr.

Trás haber leído una nota acerca del mundo virtual, me puse a pensar y reflexionar sobre las desventajas de aquel mundo casi perfecto, en efecto, en un principio me había “maravillado” con la facilidad y felicidad que un mundo irónicamente perfecto.

Todos usamos Internet, y no digo que sea malo, lo malo; es tratár de conseguír todo sin esfuerzo y sin trabajo.

Mentiría si no dijera que a estar horas de la noche (1:25 de la mañana, para ser exactos) no me gustaría estár felíz y tranquilamente dormido en mi cama, pero… ¿Que estoy haciendo? Estoy cumpliendo con mi parte, cumpliendo con el compromiso que adquiría al llegar aquí, respondiendo por que elegí y decidí.

Muchas -o la mayoría- de las cosas que queremos, no van a ser como en mundo virtual; fáciles de conseguír, no podemos pensarlas, y al instante tenerlas en la palma de la mano, pero para eso estamos aquí. Para Anhelar, Desear, Luchar y Lograr…

Estamos aquí para comprobar la veracidad de las palabras de un hombre que vivío hace cientos de años: “El que no quiera trabajar, que tampoco coma”, esas palabras que han quedado grabadas para la eternidad, pero que tristemente, en la práctica, desaparecen mientras más avanza en años la humanidad…

Ruperto Coronado,  2007.

 

Curiosidades:

  • Lo escribí una noche de agosto del 2007.
  • Lo escribí a mano, pues aún no tenía computadora.
  • Hablo de una “comunidad virtual”, yo no tenía idea de “Facebook”, comencé a usar hace cerca de un año y medio.
  • El artículo de introducción lo leí en algún sitio. Nunca pude encontrar al autor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *